Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Agregado el 29 Ago. 2017 en

Marcelo Silva
Nacimiento1973
IdiomaEspañol
CiudadPaso de los Libres
ProvinciaCorrientes
PaísArgentina
En el FIPREdición 25
Marcelo Silva

Marcelo Silva

Desde 1991 vive en Buenos Aires, donde estudió Profesorado de Portugués, idioma al que ha traducido Desnudo de Hombre, del italiano Paolo Zanaboni, y Latitud Ceroº, de Edwin Madrid. En el año 2000 obtuvo el 1er. Premio Nacional Iniciación de Poesía de la Secretaría de Cultura de la Nación, Bienio 96/97. Publicó Diario de un argentino (2004), Sonetos Soretos (Yiyí Yambó, 2008), la novela Chamamé (Yiyí Yambó, 2009), 33 soretos des-kom-puestos (Chapita, 2009) y Luna Guerra (Suri Porfiado, 2010). Poemas suyos fueron incluidos en la antología 53/70. Poesía argentina del siglo XXI (EMR, Rosario, 2014).

 

Inéditos

 

teorema de la piel

el pelo, el poro, el pliegue
la pequeña parte, el punto dúctil
lo que al tacto se estremece
lo que pulsa a la más leve presión
lo que se rasga, lo que quema
lo que el frío hiere, lo que calla
lo que definitivamente nos separa:
lo único que puede unirnos
a vos y a mí

 

 

duraznos

la perfección de un durazno maduro
su cuerpo opíparo parecido a un corazón
su pulpa blanda, su olor crudo, su piel canora
que el tacto dice una promesa de dulzor
la amenaza de un bello mundo
latente en la pequeña boca del pezón

todo eso debe completarse con hervores
cristal de azúcar, clavo y canela
porque un durazno perfecto y maduro
también puede ser un camino de arena
la desdicha de un atardecer amoratado
la infinita sed de un fruto agrio
para quien no entiende nada de duraznos
como yo

 

 

gata

adorable Ifigenia, taimada gata de mi catre
te veo a mis pies hecha un ovillo de sarnas y gusanos
toda escaras donde antes fue la gloria de un pelaje
animal suntuoso de mis felices días
tu andar felino era el sol entero de mi casa
hoy te tengo en la retina, artrósica y lacerada
ya no guisaré atunes en la gran sartén del mundo
ni esperaré el swing visceral de tu maullido
se acaba este bolero ifigenia de mi alma

me llevo tu recuerdo como un botín tapiado
donde bailamos un tango para siempre
mi amada gata lírica hasta el tuétano
gata pútrida que engordas mi tristeza

 

 

De Luna Guerra (2010)

 

El girasol de Luna Guerra

Cultivé un jardín en la terraza de mi casa. Lo primeryo que sembré fue un girasol. Al principio dio una flor hermosa, pero al cabo de un año la planta empezó a marchitarse. El I Ching me dijo que todo lo que da luz depende de lo que lo rodea para continuar brillando y entonces entendí que debía ocuparme para que mi girasol no sucumbiera. Allí comenzó la tarea más ardua de mi vida. Planté otras especies a su lado: violetas, cretonas, malvones, amantia muscaria y una frondosa pasionaria. Aboné muy bien la tierra y regué con cariño tres veces al día. No hubo caso. Mi girasol desmejoraba y desmejoraba. Temía moverlo, por eso mudé mi casa a la terraza. Cocinaba al lado de la planta maltrecha, me bañaba con la regadera, por la noche le escribía poemitas y la arrullaba con canciones de cuna. Un día de esos el tallo empezó a erguirse y la florcita hasta pareció feliz. Pero enseguida hizo trac, trac, como si se quebrara, y decayó nuevamente. ¡Qué tristeza! Al día siguiente decidí hacer un último esfuerzo y mudar el mundo a mi terraza. Comencé de a poco. Primero traje el Océano Pacífico y los sobrevivientes de la raza de los Arpedres, con sus bellos tatuajes. Luego subí por la escalera el desierto de Nazca, con sus dibujitos., donde planté el jardín botánico de la isla de Phobos. Lo último que pude traer fue una selva de la que salió mi desdicha: un pájaro negro, verdaderamente enorme y negro que chillaba cuarc-cuarc, y que antes de que pudiera pegarle un tiro se comió a mi girasol, de una vez por todas.

Lima, 2002

 

 

De 33 soretos des-kom-puestos (2009)

 

klan-destino

ser klandestino é meu destino

po’ëta nas 3 fronteiras da po&cía
nau entrar no último senso ekonomiku
nau ter lugar em nei 1 antología

ser klandestino é meu destino

buscadu nus 3 lados eu me ubikuo
le toko um poko el kú a la polícia
e vuelo nas tetas da mulher du juez

ser klandestino é meu destino

eu viver de pasar tatú e papagaios
eu me cagar na lei de adiantado
eu ser 1 ciudadãu ejemplar

 

 

arte sor-étika

la arte groteska du soreto

é um kocido vernakulear de tripa
kortada a intervalos (i)regulares
servido em flujo de bicha ferviente

la arte groteska du soreto

defec(a)ción du modelo kláshiko
ingerido com bostas cirkundantes
aplikado a tempos pos-terminales

la arte groteska du soreto

ridí-kula akademia de letras
estruktura de merda sobre nada
kual chancho ensartado em korsé