Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Agregado el 27 Ago. 2017 en

Joaquín Morales
Nacimiento1959
IdiomaEspañol
CiudadAsunción
Provincia
PaísParaguay
En el FIPREdición 25
Joaquín Morales

Joaquín Morales

Publicó los libros de poesía Postales de Bizancio (G.A.R., Asunción, 1984), Poliedro (Alcándara, Asunción, 1985), Hurras a Bizancio (Jakembo, Asunción, 2005), musica ficta (Jakembo, 2005) y Sermo (Cuadernos de la Ura, Asunción, 2005). Además, publicó la novela Historia(s) de Babel (RP-ICI, Asunción, 1992).

 

a little [motto]poem: all you need

when feeling torn
for lacking weed:
do give yourself a meed –

all you need is porn.

 

if love does scorn
your loving deeds –
just stop the bleed:

all you need is porn.

 

when depleted and forlorn
as life is worn by time’s misdeed
be advised that life is but need:

all you need is porn.

 

 

carmen postumoderno supra ‘all you need’ [1]

cortas si en éxtasis pulgadas, idea de esta praxis, quedan

– oh X os saludo –

no vértigo y profundidad, no turgencia y longura miden,

sino lo ancho de metafísica/ficticia meseta ascética y su racimo de siglos y cavernas

donde grititos y ahogos y canturreos cántico süave son en que

más rosa cuaje y fucsia crüel la scripta, el alabeo del guimmel, o el filo puntiagudo de un alif,

de un retorcimiento, digo: cimiento del rétor que invocare en personas el

temor de cintura y temblor de no saber a qué conduce,

perdidas para siempre la [con[cho]]ciencia y la culi práctica :

 

qué ser es éste que retumba y propala en un viento de sí-mismo [2]

por vía lateral de su idéntico contrario y su imago negativa, burbujea entrecor

tada un himno cuasi místico mente, una canción deleite licua un caldo espeso,

superácido tan dulce, punzante meta, la teta punziaguda – la izquierda,

siempre más empática y sentiente – en

conducente correntada y túnel:

 

– oh Zs os despido –

 

tópase en ventrícula, el portazo arrítmico de las válvulas

ciega casa suroeste del corazón del aurículo demonio el sótano

que late en su alambique que es un fuelle

que es hornillo

que es botella

que es limeta

que es frasquito de azufre

que es un caramelo de piedra negra:

 

inferno sí pues la religio, esa putitilla [c]entrometida, inter/con traslapa todo,

la espátula pecamen deleitoso pavimenta

para más elevado gozar lo que cohíbe, lo que exulta,

lo que volverá a aplaudir en el portón solicitando entrarse

cuando el terapeuta ya pagado y nos íbamos a casa, saneados:

 

o lo que instaura nos cantar en pop o escribir en rockerío y alabar en jerigonças,

éstas por ejemplo, un pente-

costés oblicuo requemando en sus aftas parietales, la quemazón de la coronilla,

la lengua chamuscada al proenunciar palabritas de altísimo voltaje,

si no el humito acre de expulsión de gases de íntimos fuegos fatuos —

oh lenguas de fuego ardiente luengas descendiendo hacia ombligo de discurso:

 

cómo no honrar y amar tan suave este cauterio [3],

abandóname del todo y déjame a la intemperie de las fieras

de tus mejores secres y secretos quemantes,

tal chibo di fere dispietate [4]:

 

lo que rimamos y gotea en racimos, drupas sensibles hinchan se revientan,

se derraman en costuras cromáticas, pliegues de evolutas, las tetillas

laten en su dolorcito:

relamer puntas ! rechinar lóbulos ! lambiscar las pieles !

 

como si no hubiera fuego bastante en el perímetro de tu animal insignia, mascota, ese

ñembo-ángel caído encantador onda rocho villero que pasa el sombrero a la salida del incendio

[ y se sube al auto exclusivo del patrón que bien le pagará si su contrato sobrevive

después de la sesión amatoria en el motel que sabemos ] :

 

como si no importara qué ceniza insúflase en la inversa tráquea, la agalla abierta,

el alvéolo herido del que por respirar un poco más se ahoga en

saliva semental que viene de miles de años, de miles

de parecidos y todos diferentes querúbicos seres.

[ non legúntur ! :

tus amantes represores, oh Arianna, princesa desdeñada, los oficiales de carrera,

cuando Téseo era pendejo y la caza mermaba en tu isla, o bien

los liberadores ejércitos randómicos de morochitos reclutados por señores de alcurnia

en aquellos días primaverales cuando nadie fijábase en pureza de los genes,

menos aún en gustos transversales

con tal que todos imantados hacia el vórtice superior,

hacia la cúpula del coro, hacia el áurum reverendi nunca-néver alcanzable ]

 

ustedes todos que marchan y transitan, entiendan, y vidéen, [5]

díganme qué si pleno tuviéramos de enloquecer permiso,

si es que ya no estás loquísima y prohibida y en tu cárcel, oh Amica Nostra,

mi yermaniella, sulamita de viernes happy hour,

o aquel titán exhausto en su deleite yace, chulo espécimen,

tu alegría y tu rüina

como un contra-coral de Sebastian:

 

espasmos que sissilabeo a duras, turras penas

flaca son felicidad de páuper gallo perö [6]

que espera su momento de canción y escarba arena y no encuentra sol amanecer

entre tanto caramelo negro, entre

tanta hectárea meseta de desierto lírico,

la pequeña coprologia que se autonombra dulce,

el ombligo que tiembla en el amanecer sin asepsia

¡ ay de los violentos recatados !

los que lamen para herir pues nos infectan

con sus artes linguales:

 

oh doméstico basural de los dueños, de otros dueños siempre !

 

que no precisan batallar en la meseta de los pelados pobres sin plumas,

procrean su dicha al frescaire del edén, lecturas colectivas de un texto prémium,

el valle de lágrimas ésles suave y dulzón y propicio y uma jóia;

que no leen las márgenes que picoteamos, angurrientos,

su saber todo irradiando desde ‘l centro del folio,

desde las costuras con hilo de tripa auténtica y el oficio hiperexclusivo de cosedores

copiado de los coptos del Sudán:

 

narcisos tremebundos en su correcto Da Sein,

su genus tan bien temperado siempre oriental y accidental, siempre orientado hacia occidente,

donde el horizonte se zampa roja la moneda de la tarde en su bolsillo,

recalcula su fortuna y cuenta cuántos herederos y ahoga en agua salada a unos cuantos,

unos muchos animalitos deudores :

 

— y trato de comunicar pero te esconden, lo mal traducen, lo postergan:

que lo terso, lo dulce, lo amoroso del plumaje y collar de flores, el obsequio,

llegan al cuello equivocado cuando el otro ya cortado,

sangrante en sus chorritos .

el siglo es cruel sin importar en qué vereda

– nangána es cosa re-sabida – [7];

cisma de suburbios sin saber detalles cisorios,

o los sabemos, nos excitan tijeras y puñales y gargantas bien temperados.

 

resumiendo la época, la dulce cama una cocina sangrienta, un

laboratorio de culpas, una hamaca al borde del pozo de carbones encendidos :

 

el jardín un patio trasero de las delicias de los que siempre por delante

las flores que sabemos a los viandantes mostrarán,

como si nada ocurriera al fondo, gritos tapados,

cadáveres adornados

con hojas de hortaliza y crotos y flores de ocasión

surgiendo reflotados de los orificios públicos,

cornucopias pintadas torpemente en sucesivas generaciones

mejoran su estilo adaptado al gusto del consistorio y

los feriados amanecemos felices

con una tradición pictórica [8] sólida y comunicable que admirar:

 

y el frontispicio de todo lo oculto, siempre,

pátina de fluidos – hongos – bacterias carnívoras – proteolítica la Püesía.

 

ya ven, ya vieron: pues viendo ya: sigamos, sigan:

 

el caldo avá en que flotan las cabezas [9]– nombre, filiación, artes predilectas –

evapora bullendo y gomoso reseco maloliente queda el fondo de lo que si ollas fueron

no serán más que speluncas misteriosas en alguna imaginación.

 

y la moral: fantasma de sábana impecable, una servilleta colectiva. dos fechas,

la última es la última, KABÚM,

vuelve el remolino de viento a sus circuitos,

allí donde libro río parecer solía:

 

ustedes, El Futuro, que transitan río y tiempo y practican navegantes borde a borde:

 

cuéntenme desde la costa por gestos si no ya muertos estamos,

uno menos que todos: el chulo de ocasión, el EspéciMan,

que despierta y limpia la herramienta,

y aplaudido por la industria-del-entretenimiento

– silicona, videostreaming, SturmUndDrang de Püesía –

nos saluda, tira besitos

y otra vez empuja y rotura y siembra y estraga y enloquece.

 

y mil pendejit@s rosa lo aman, desde lejos,

que es el amor más puro según Provenza fabliaba.

 

aynachedió! [10]

 

quién rasgó mi sábana romántica que pañuelito fue de lloros,

mantel de picnic fin de siglo sin pintor celebratorio;

quién sorbióse el caldo alimenticio que era nuestro con el

tuétano, suma sustancia, flotando ininconciente…

de quién el cuello era que medido no alcanzaba / las largas pulgadas rotas // de cúya muerte .

 

ALL YOU NEED IS PORN TORN

 

 

—————–

1           instrucciones de uso:

leer pausadamente rápido,

respetando versos y en los versos los acentos y las cesuras,

no impostar,

tono y dicción neutros,

como si nada de esto importara lo cual, como sabemos, es verdad y qué.

2           El Señor Ehécatl o cualquier dios del viento igualmente furioso; no por favor: Aura, Céfiro, Eolo.

3           oh regalada llaga etcétera

4           “crude” ya no puede ser, porque arriba puse: “quemante”.

5           o vos omnes qui tránsitis per víam atténdite et videte si est .. etc

6           gallo perö = gallo pelado

7           es la idea: repetir lo que sabíamos pero de modo chúlina.

8           contradicción pictórica

9           el caldo avá no lleva cabeza de nada: ésta es una licencia poética y por mis años en este ñembo oficio tengo por lo menos el derecho de poner una cabeza de lo que sea en un caldo avá, con tal que quepa en el recipiente

10         ay mi dios